La segunda convocatoria de funcionarios interinos llega tarde, contiene errores y deja todavía a muchos centros sin los recursos necesarios

Ayer, lunes 18 de septiembre, la Consejería de Educación publicó una segunda convocatoria de funcionarios interinos que sigue siendo, a todas luces, insuficiente para hacer frente a las necesidades reales.

Las medias jornadas suponen, como ya es costumbre en esta Administración, un tercio del total con lo que se sigue apostando por el empleo precario. Las medias jornadas, que nacieron como un recurso excepcional, ponen de manifiesto que sólo se contrata al profesorado para impartir clase, olvidándose de todo aquello que afecta a la atención a la diversidad, acción tutorial, inclusión, resolución de conflictos, etc.

La mayoría de las plazas ofertadas en esta segunda convocatoria son vacantes, buena parte de ellas en la zona centro, lo que supone un agravio, ya denunciado por UGT, respecto a los funcionarios interinos con más puntuación, que no han podido acceder a dichas plazas.

La segunda convocatoria salió más tarde de lo deseable y no permite un inicio de curso normal, pues aún a día de hoy habrá alumnado sin el profesorado necesario. La buena planificación brilla por su ausencia.